El viaje más productivo

Porque sabes que cuando me necesites, solo te haré esperar unos minutos, y ahí estaré, ofreciéndome para ti nuevamente sin tener en cuenta que, hace un momento más o menos largo, marchaste de mi interior sin dedicarme ni la más mínima mirada de gratitud.La vida se ha convertido en una rutina tan automática, que no…